28 oct. 2010

SIMBOLOS, RITUALES Y CEREMONIAS EN EL BDSM


Desarrollado y Recopilado por Kristal de Sade.
2 de octubre de 2010


La identidad cultural es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento común dentro de un grupo social.


Los individuos que forman parte de diferentes subculturas fundamentan su sentimiento de pertenencia con base en estos elementos.

Muchos de estos elementos han sido tomados por cientos de jugadores en todo el mundo, cosa que poco a poco han venido a dar una identidad al BDSM.

El siguiente texto es una recopilación de información acerca de estos elementos. No con esto pretendo decir que cada jugador de BDSM debe de seguir y compartir todo esto. Ya que bien es sabido que el BDSM es tan diverso como diversas personas lo practican.

Primero comenzare con una definición, para continuar con la descripción de cada elemento

Significado de Símbolo

Es una imagen, figura o divisa con que materialmente o de palabra se representa un concepto moral o intelectual, por alguna semejanza o correspondencia que el entendimiento percibe entre este concepto y la imagen.

SIMBOLOS BDSM

Triskel

Este símbolo tiene su origen en la cultura celta.
La palabra Triskel, proviene del bretón tri = tres y askell = alas, y podría considerarse un símbolo de movimiento y cambio.

La idea del triskel como símbolo del bdsm fue tomada del libro de Pauline Réage en la Historia de O
“,el hombre le rogó que entre las sortijas, todas parecidas, que le presentaba en una arqueta de madera, eligiera la que mejor se adaptara al dedo anular de su mano izquierda. Eran unas extrañas sortijas de hierro forradas de oro en su interior, con un abultado sello en el que, incrustado en oro, se veía el dibujo de una especie de rueda de tres radios, en forma de espiral, parecida a la rueda solar de los celtas. La segunda que se probó, forzándola un poco, se ajustaba perfectamente. Le pesaba y el oro brillaba veladamente entre el gris mate del hierro pulido. ¿Por qué el hierro, por qué el oro y aquel signo que ella no comprendía? No le era posible hablar en aquella habitación...”

Este triskel fue modificado hasta terminar en el actual diseño, Cabe mencionar que hay una persona que se atribuye la autoría del actual diseño actual del triskel BDSM. Aunque ciertamente es imposible que haya podido registrar un diseño que data de miles de años y el diseñador tampoco ha exhibido nunca ningún papel que lo respalde.


Gracias al supuesto derecho de autor, el Triskel tiene diversas variaciones. Siendo la realidad que no hay un diseño oficial (ya que no hay quien rija el bdsm) Por lo que podemos identificar como triskel BDSM el siguiente:

Para el triskel se han acuñado diferentes significados:

1. Simboliza el equilibrio. Las tres partes del ser: mente, cuerpo y espíritu.
2. El triskel manifiesta y represéntala divinidad. Así como el principio y el fin, la eterna evolución, movimiento, vibración y el perpetuo aprendizaje.
3. El simbolismo acuñado por emblemproject de Quagmry que es el que la mayoría de los BDSMeros maneja y cuyo significado a grandes rasgos es el siguiente:

Los tres bordes curvos representarían las subculturas B/D, D/s y S/M que dieron lugar al término genérico BDSM. El metal representa los grilletes, que simbolizan servicio y posesión, los tres círculos negros escenifican el control sobre el lado oscuro de la sexualidad BDSM, mientras que la esquemática figuración de los brazos en aspa representa al spanking erótico. El círculo externo es significativo de la unidad en torno a la protectora comunidad.

Bandera


The Leather Pride Flag La “Bandera del orgullo del cuero” (“Leather Pride Flag”) fue presentada por Tony DeBlase como “una propuesta de idea de diseño” el 28 de Mayo de 1989 en el concurso Intenational Mr Leather. Fue inmediatamente adoptada como símbolo de la comunidad del Cuero (como se llamaba en ese momento a los aficionados a BDSM), fue desplegada en desfiles y reuniones, y ha estado en uso desde entonces. DeBlase se negó a explicar el simbolismo de la bandera, diciendo que cualquiera podría hacerlo por sí mismo.

http://www.bdsmrights.com/flag



La bandera bdsm está basada en la bandera leather y fue diseñada en el 2005 por “Tanos” y es propuesta para representar específicamente el concepto de "Derechos BDSM",

Esto es la creencia de que las personas cuya sexualidad y/o relación incluyen Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y masoquismo o ("BDSM") merecen los mismos derechos humanos que todos los demás, y no debe ser objeto de discriminación para la consecución de BDSM con otros adultos.


Collar


La idea del collar viene de las épocas en donde había esclavitud. En esta época simplemente era un objeto que privaba de la libertad al esclavo.
Dentro del BDSM el collar es la símbolo y término usado comúnmente pos los practicantes de la comunidad BDSM. Conlleva la misma intensidad y profundidad dentro del ambiente como lo hace un anillo de bodas. No importa qué forma de BDSM se practique, el collar es un símbolo universal reconocido de formar y estar dentro de una relación confiada y estable.

Es el símbolo exterior del compromiso entre el Dominante y el sumiso y la marca que le identifica como propiedad del otro.

Collar usado por O en su estancia
en Roissy.  Pelicula Historia de O
Diferentes tipos de Collares:


Collar de adiestramiento: Correa o cadena que se pone alrededor del cuello de un sumiso o esclavo en las sesiones de adiestramiento para reforzar su posición de sumisión.

Correa, cadena o cualquier otro elemento ornamental que un Dominante ofrece a un sumiso o esclavo durante el periodo de adiestramiento para indicar públicamente su relación. Tradicionalmente era una correa muy plana de cuero rojo o negro.


Collar de bondage: Collar o elemento decorativo alrededor del cuello de un sumiso o esclavo hecho con el mismo material con que se ha realizado un bondage.
Collar que sirve para atar a é las cuerdas de una sesión de bondage.
Collar usado por O en casa de Anne Marie
. Pelicula Historia de O


Collar de castigo: Correa de cuero o aro de metal con argollas para unirse a una cadena de guia y/o mantener las manos en posición cercana a la cabeza, que se pone al cuello de un sumiso o esclavo como castigo.
Correa de cuero o aro de metal, con púas hacia el exterior, y ocasionalmente también hacia el interior, que impide al sumiso o esclavo torcer o inclinar la cabeza o apoyarla.

Collar de inmovilización: Correa de cuero o aro de metal, con argollas de anclaje, para unir a un punto fijo, situadas a lado y lado, que se pone al cuello de un sumiso o esclavo para mantenerlo inmovilizado. Puede tener elementos variables (correas, anillas...) para inmovilizar las manos en la parte posterior.

Collar de juego: Collar de uso exclusivo para las sesiones.

Collar de paseo: Collar de perro con correa usado en las escenas de animalización para obligar al sumiso o esclavo a andar a cuatro patas.
Collar muy decorativo y vistoso que se pone al cuello de un sumiso o esclavo para exhibiciones publicas y/o lugares públicos.

Collar usado por O, Cuando Sir Stephen
presta a O. Pelicula Historia de O

Collar de propiedad: Correa, cadena o cualquier otro elemento ornamental que un Amo ofrece a su sumiso o esclavo para indicar públicamente su posesión. Tradicionalmente era una correa de cuero negra o una cadena metálica adornada con elementos u objetos de latón o plata, de diseño original y exclusivo.

Collar de protección: Correa o cadena que un sumiso o esclavo sin Amo luce en un acontecimiento público para indicar que se encuentra bajo la protección de un Domínate presente y evitar al acoso.

Collar de prueba: Collar, cadena o cualquier otro elemento ornamental llevado por un sumiso o esclavo y dado por un Dominante para expresar públicamente el interés de ambos en avanzar en una relación de iniciación y/o de propiedad.
Correa, cadena o cualquier otro objeto ornamental llevado por un sumiso o esclavo, y dado por un Dominate, durante un periodo variable, previo a cualquier otra relación, de valoración y reflexión de una posible relación de propiedad, iniciación... Este collar indica al resto de la gente la existencia de una relación potencial e impide o limita el acercamiento de cualquier otro Domínate al sumiso o esclavo.

Collar de quitaipon: Collar virtual de aparición rápida y fugaz y cambio de propiedad mas o menos habitual en un sumiso o esclavo.

Collar virtual: Símbolo convencional en Internet añadido al nick para indicar relación variable (pertenecía, protección...) con un Domínate. Generalmente, el símbolo incluye la inicial o iniciales del Dominante.

Símbolo convencional en Internet añadido a un nick de Dominante para indicar la relación exclusiva o preferente con un sumiso o esclavo. Habitualmente consiste en la inicial o iniciales del sumiso o esclavo entre llaves para la relación cibernética ({in}), entre corchetes para una relación real ([in]) o entre ambos para una relación cibernética y real ({[in]}).

Collar virtual de ambivalente: Collar virtual que indica el carácter ambivalente de la persona poseida (switch), consistente en un acento grave seguido de la inicial o iniciales del Domínate (`In)

Collar virtual de adiestramiento: Collar virtual que indica el adiestramiento de un sumiso o esclavo por parte de un Dominante y que consiste en una llave abierta, la inicial o iniciales del Dominante y un acento circunflejo ({In^). Otros usos incluyen la inicial o iniciales del Dominante entre llaves seguido de un acento grave y una t minuscula ({In`t) (del ingles trainning, adiestramiento); el acento grave precediendo la inicial o iniciales del Dominanteentre llaves (`{In}) o el acento grave delante de la inicial o iniciales del Dominante (`In), uso que puede confundirse con el collar virtual de ambivalente.

Collar virtual de iniciación: Collar virtual que indica la iniciación de un sumiso o esclavo por parte de un Dominante y que consiste en una llave de abertura y la inicial iniciales del Dominante ({In).

Collar virtual de propiedad: Collar virtual que indica la propiedad de un sumiso o esclavo por parte de un Dominante y que consiste en la inicial o iniciales del Dominante entre llaves para relaciones cibernéticas ({In}), entre corchetes para relaciones reales ([In]), o entre ambos para relaciones cibernéticas y reales al mismo tiempo ({[In]}).

Collar virtual de protección: Collar virtual que indica la protección de un sumiso o esclavo por parte de un Dominante y que consiste en un acento circunflejo delante de la inicial o iniciales del Dominante (^In).

Collar virtual de prueba: Collar virtual que indica un periodo de prueba para un sumiso o esclavo antes de poseer ningun otro tipo de collar y que consiste en unas llaves vacías ({}).

Extraíado del "Diccionario multilingue de BDSM"
Autores: Bartomeu Domènech y Sibil.la Martí

Anillo

Desde el estreno de la película, el anillo que aparece en el film viene siendo incorporado a la simbología BDSM, y muy especialmente en las relaciones D/s (de dominación - sumisión), donde el Master se lo impone a la sumisa o esclava en una ceremonia que suele revestir especial relevancia. Aunque no existen pruebas fehacientes de su uso con anterioridad, en la llamada época pionera en el desarrollo del moderno BDSM (Old Guard), ni tampoco en las fases de la que podríamos llamar protohistoria BDSM, todo hace pensar que existió ese tipo de símbolos. Curiosamente, este no es el anillo descrito en la novela de Pauline Réage (pseudónimo de Dominique Aury), sino el que por decisión estética del director forma parte desde ese momento de la iconografía BDSM. El que la autora había descrito en su novela, es en realidad un anillo plano, sin argolla y con el símbolo del triskel, las tres alas célticas




Rituales

Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico, que es prescrita por una religión o por las tradiciones de una comunidad.

Los rituales se realizan por diversas razones, tales como la adoración o simplemente para denominar a una acción cotidiana que se repite desde hace mucho tiempo. Los rituales responden a una necesidad.

En la película Historia de O, puedes observar algunos rituales adoptados por varios jugadores como es el maquillaje, la posición del cuerpo y la actitud ante los dominantes.

Algunos ejemplos aplicados al BDSM:

(tomado de Internet)

 El Rito del Saludo", y se hace cada mañana y al final de la jornada cuando nos encontramos Dominante y sumiso tras la jornada de trabajo.

El sumiso asume la posición que complace al Dominante, en nuestro caso es la posición de entrega: arrodillado, el pecho apretado al suelo, los brazos extendidos y cruzados, la frente apoyada. (En otras palabras, boca abajo, las caderas levantadas.). El Dominante debe hablar para que el sumiso pueda recuperar su postura vertical, sólo ahora podrá el sumiso hablar y deben ser palabras de bienvenida, o de lo que ha echado de menos al Dominante. (P.e. "Bienvenido a casa Mi AMO, le he echado de menos".)

Afeitar: Es muy normal para un sumiso la orden de afeitarse partes de su cuerpo, normalmente los genitales, uno de los rituales más íntimos de una pareja D/s es el ritual del afeitado, se puede hacer con poca parafernalia o como un gran espectáculo, todo dependerá de los gustos de los individuos, buscar y colocar los elementos necesarios, las palabras, asumir la posición adecuada, todo ello para desearlo y tener unos momentos intensos y agradables.

La hora de acostarse: Otro acontecimiento muy común como ritual es la hora de acostarse. Puede implicar el preparar el baño por parte del sumiso y otras acciones higiénicas, preparar la cama para el Dominante, presentar el cuerpo para una última revisión, arrodillado pedir permiso para entrar en la cama, etc. Otra vez, esto es una cuestión del gusto individual.

Ceremonias


Acto o serie de actos públicos y formales que se realizan de acuerdo con las reglas o ritos fijados por la ley o por la costumbre.

Ceremonias BDSM
Son costumbres adquiridas por los practicantes de BDSM.  En su mayoria son realizadas por parejas de mucho tiempo y con un nivel de entre alto. 

Es muy comun encontrar ceremonias diseñadas a partir de otras.  A continuacion un listado de algunas,  Si estas interesado en alguna dale clic para leerla completa.

Ceremonia del Collar

Ceremonia de las Rosas
Ceremonia de la Cuerda
Ceremonia Fusión de Entregas
Ceremonia de Esclavitud
Ceremonia Sumision




Ceremonia de la sumisión

Origen australiano
Participantes: Mi señor y la Muchacha sumisa
A la muchacha: Estas llíneas describen una ceremonia importante en la cual te entregas libre y voluntariamente a una persona que será tu amo por un período del tiempo convenido. Antes de someterte debes entender que el cambio en tu estado al de sumisa será profundo y te afectará. El contrato no puede ser roto durante ese periodo y puede ser renovado o no a su finalización.

La sumisión no es una nueva invención; se ha practicado entre seres humanos desde el amanecer de los tiempos. Hasta hace poco tiempo, ha sido el hecho más notable de la vida para mucha gente. La esclavitud es humana. El dolor y el sufrimiento son parte de la vida humana. Pueden ser evitados, es verdad. Es tu elección. Recordad que el castigo es una forma de amor, experimenta una voluntad que madura en la otra.

Dedicas tu mente y tu cuerpo a tu señor y a su voluntad. Muchacha, no te entregas a un ideal o ni a una causa; no lo haces ni por dinero o gloria. Hay una semilla que empieza a crecer en ti.

Cosas necesarias para el rito:

Una mesa de altura normal y una vela blanca sobre ella
Regalo de la muchacha a su señor: algo pequeño que la muchacha elige ofrecer porque simboliza la esencia de su sumisión.
Collar auxiliar y cadena (no unidos)
Azote, fusta o toalla no muy grande
Consolador
Venda negra para los ojos (colocada junto a la cama)
Vendas o cuerdas (atadas a cuatro esquinas de la cama en la preparación)
Flor roja (eg. un clavel) que la muchacha lleva como símbolo de su entrega.
Es deber de la muchacha asegurarse de que todo lo necesario está listo.

Vestido: La muchacha debe vestir con ropas donde deje claro que ella está ofreciendo su cuerpo a su señor y complacen su gusto. Ella debe perfumarse con cuidado. Vestirá al amo si él así lo desea.

Comportamiento general:

La muchacha debe comportarse con humildad pero no sin ocultar sus partes privadas a su señor. Su voz debe ser baja pero no un susurro y ella debe mantener la cabeza baja en una actitud de sumisión. En ningún caso puede ella corregir a su señor.

La ceremonia

En la mesa se fija una vela encendida sin ninguna otra luz en el cuarto. Se coloca en frente el regalo. El señor está quieto a un lado de la mesa, la muchacha frente a él. Ella tiene los brazos caídos a lo largo del cuerpo y muestra las palmas de sus manos a su señor.

El consentimiento de la muchacha:

Señor: ¿Vienes aquí de tu propia voluntad libre?
Sumisa: Sí, vengo libremente.
Se: ¿Aceptas libremente que te someterás a mi hasta la medianoche del día x del mes y de 200n*?
Su: Sí, soy desde ahora tu esclava hasta entonces.
Se: ¿Juras solemnemente por todas las cosas que me darás cuanto pida totalmente, sometiéndote sin trabas a mi disfrute de ti durante ese tiempo?
SU: Sí, lo juro por todo mi señor
Se: Repite estas palabras: Juro solemnemente someter a tu voluntad, mi corazón (Luna, toca tu pecho y toca el de tu seño), mi mente (toca tu frente y la de tu señor) y mi alma (toca tus labios y luego los de tu señor). Juro solemnemente obedecerte inmediatamente, sin reserva y sin vacilación en lo que me pidas. Juro solemnemente parecer hermosa a tus ojos, sonar graciosa en tus oídos.
(El señor levanta la barbilla de la esclava, que echa los pechos adelante)
SE: Soy tu señor.
su: Eres mi señor.
SE: Soy tu amo.
su: Eres mi amo.
SE: Soy tu dueño. Eres mi esclava. Tu cuerpo es mío. Tu boca es mía. Tu sexo es mío. Sirves mi voluntad. Sirves mi palabra. Sirves mi placer.
Sumisa: Eres mi dueño, soy tuya, soy tu esclava. Mi cuerpo es tuyo, mi boca es tuya, mi sexo es tuyo. Tu voluntad es la mía. Tus palabras son órdenes. Sirvo a tu placer.
(Después de esta declaración, el señor puede dar una palmada a la muchacha en la cara o la otra parte de su cuerpo)
SE: Ahora que he tomado la posesión de ti para el período, llevaré tu regalo como símbolo de todo lo que deseo gozar en ti. [El señor coge su regalo que ella le ofrece con dos manos]. Dame tu flor, símbolo de tu sometimiento [Ella da su flor y se arrodilla ante su señor, con las manos a la espalda de ella. El señor destroza la flor, pétalo por el pétalo y mira caer los pétalos]. De la misma forma que he hecho uso esta flor, hago uso de ti. Ahora desnúdate. [Sumisa se quita la ropa y los adornos y vuelve a arrodillarse ante su señor, las manos unidas detrás de ella y las piernas levemente separadas.]
(El señor fija sus condiciones):
SE: Viniste desnuda a mí. (El señor pone en el cuello de la sumisa el collar del dominio). Lo usarás siempre que te lo ordene. (El señor coge la venda negra y con ella tapa la boca de la muchacha). Hablarás cuando lo ordene. Tu cuerpo está para mi placer. Muéstralo. [La Sumisa alza sus caderas ofreciendo su sexo. El señor inserta si quiere el consolador en ella] Mi voluntad penetra las barreras de tu cuerpo. Ahora póstrate ante mí. [La Sumisa de rodillas pone la cabeza en el suelo]. Soy tu señor. No aceptarás más señor y sólo a mi me rogarás que te posea. (Pone un pie sobre la espalda de ella como símbolo del derecho de pernada)

El apareamiento:

La sumisa ofrece al señor la posibilidad de azotarla, lo cuál hace éste o no, a su voluntad. La sumisa elige el instrumento de azote. Tras los azotes, el señor pone una cadena al collar de la sumisa y la conduce al lecho. Allí le quita la mordaza y con ella le venda los ojos. Es atada a la cama. El señor decide si dar o recibir placer.

Termina la ceremonia cuando la sumisa baja de la cama y se abraza a las piernas de su señor susurrando: Eres mi señor y yo soy tu esclava fulanita.

Se hace con pleno conocimiento y libre voluntad de ambas partes

CEREMONIA FUSION DE ENTREGAS

Requerimientos
- 1 Cadena de 2 m aproximadamente (obsequio de los padrinos) con un
saco de tela pequeño para que la cadena sea guardada en el.
- 1 Cuerda lo suficientemente larga para amarrar a la sumisa (obsequio de
otro padrino)
- 3 Velas (simbolizando el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu; como
símbolo del bdsm)
- 1 Collar (preferentemente realizado por el Amo)
- 2 Anillos de plata (uno para el Amo y otro para la sumisa)
- 1 Rosa blanca en botón
- 1 Rosa roja abierta
- 1 Látigo
- 1 Cojín (para que se arrodille la sumisa)
- 1 Cofre pequeño

Indumentaria
De acuerdo al gusto de la pareja. Preferentemente se usa ropa de época.

Inicio de la ceremonia
La sumisa junto con otras sumisas y/o amigas, se darán cita en el lugar en donde
se realizará la ceremonia para que se den a la tarea de preparar a la sumisa en su
arreglo personal, así como de colocar los elementos que se utilizarán en la
ceremonia de la siguiente manera:

Sobre una mesa se colocarán las tres velas en forma de triángulo y dentro del
triángulo los dos anillos.
La rosa blanca del lado izquierdo y la rosa roja del lado
derecho.
Frente a las velas se colocaran la cadena y la cuerda. En el piso frente a
la mesa se colocará el cojín.

(El látigo lo portará el Amo como símbolo de su dominio. Mientras que un
amigo(a) dominante del Amo portará sobre algún objeto (un cojín, almohada o
charola preferentemente) el collar que previamente le habrán entregado.)

Al comenzar la ceremonia la sumisa se colocará delante de la rosa blanca, así
como el Amo delante de la rosa roja. Los amigos se colocarán formando un
semicírculo alrededor de la pareja y la mesa.

Maestro de ceremonia

- Estamos aquí reunidos para presenciar y compartir de la ceremonia de
Fusión de Entregas entre nombre del Amo y nombre de la sumisa . Ésta ceremonia
significa el compromiso que ambos han decidido contraer y realizar para sus
vidas. Primeramente como pareja y particularmente como Amo y sumisa.

Posteriormente, indica al dominante que trae el collar le proporcione éste al Amo,
para que de comienzo con la limpieza simbólica del collar pasándolo sobre las
llamas de las velas.
El Amo al pasar el collar sobre las llamas, mencionará algo similar a lo siguiente:

- Éste collar será purificado sobre éstas llamas simbolizando lo que hemos
vivido durante nuestra relación.
- Con el me comprometo a cuidarte, guiarte, instruirte, protegerte y amarte
más de lo que hemos vivido.


El Amo prosigue a colocarle el collar a la sumisa al mismo tiempo que hace la
siguiente pregunta:
- Deseas continuar tu vida como sumisa a mi lado recibiendo de ti una
entrega total ?


Al momento que la sumisa responda que si acepta, mencionará algo similar a lo
siguiente mientras que el Amo le coloca su collar:
- Si mi señor, me comprometo a entregarte cada día lo más valioso, mi vida.


Posteriormente con una espina del tallo de su rosa roja, pincha el dedo medio de
la sumisa y deja que dos gotas de sangre caigan sobre los pétalos blancos y sobre
la flor que lleva. La sumisa entonces ofrece las espinas del capullo de rosa blanca
al Amo y él pincha su propio dedo. Permite la caída de dos gotas de sangre una
sobre la flor que porta el sumiso y otra sobre la suya propia. A continuación
aprietan sus dedos juntos y hacen sus votos para permanecer unidos por la
sangre.

Maestro de Ceremonia
- Éstas rosas bañadas con la sangre simbolizan la unión que ambos tendrán
hasta la posteridad y solamente cuando alguno de los dos fallezca se abrirá el
recipiente donde guardarán los pétalos para colocarlos sobre el cuerpo y así su
Amor y entrega permanecerá por la eternidad.
(Posteriormente se guardarán los pétalos de las rosas en un cofre y la cadena; una
vez retirada, se colocará dentro un saco de tela, mismo que quedará en custodia
por la nueva pareja).

A continuación el Maestro de ceremonia llamará a los padrinos de cadena, los
cuales la tomarán y pasarán sobre las llamas de las velas simbolizando la
purificación de lo que el Amo y la sumisa han vivido y vivirán, diciendo algo
similar a lo siguiente al mismo tiempo que envuelven a la pareja con la cadena
haciendo una unión entre ambos que representará la fortaleza de su relación:

- Con ésta cadena purificamos lo que ambos han vivido y los enlazamos
para que su unión sea más fuerte y sólida. Les recordamos nunca olviden lo que
ambos se han ofrecido y entregado frente a nosotros y ante ustedes.

Una vez que los padrinos retiran la cadena, la sumisa se arrodilla con la cabeza
baja y le ofrece la cuerda al
Dominante haciéndola pasar a través de sus dos manos abiertas, diciendo algo
similar a esto: (misma que les ha obsequiado otro padrino)
“esta cuerda simboliza mi regalo de sumisión, y te la ofrezco como
prueba de mi entrega”.

El Amo toma la cuerda y pasándola alrededor de la sumisa comienza a anudarla,
realizando 9 nudos y diciendo algo similar a lo siguiente:
• “
Por el nudo número uno, tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la mía”
• “Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que
comenzaremos una nueva vida”
• “Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y me entregarás toda tu
pasión”
• “Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que mi Amor por ti
seguirá creciendo”
• “Por el nudo número cinco, a partir de este día me esforzaré por dirigirte y
mantener en ti la sensación de sentirte viva”
• “Por el nudo número seis, mi poder estará contigo, con honradez y respeto,
sin trucos”
• “Por el nudo número siete, mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu
espíritu al cielo”
• “Por el nudo número ocho, el placer de la carne se consumará en la
voluntad de Amor que con esta cuerda me entregas”
• “Por el nudo número nueve, mi Amor por ti brillará siempre, el
pensamiento de la eternidad nos hace divinos”.
El último nudo será con el que el Amo concluirá el amarre sobre su sumisa.

Maestro de ceremonias:
- Para finalizar esta ceremonia el Amo y la sumisa se obsequiaran
mutuamente estos anillos en los cuales han vertido su entrega y cada día lo
portaran como recordatorio de lo que aquí ambos se han comprometido.

La pareja se entrega los anillos, completando así su fusión de entregas.

Ceremonia “Fusión de Entregas” desarrollada por Marqués_Sade y
kristal{M_Sade} con base en la ceremonia del collar, la ceremonia de las rosas y la
ceremonia de la cuerda el día 3 de Julio de 2006.

Ceremonia de las Rosas

La D/s esta llena de tradiciones y ceremonias preciosas, una de las mas significativas y vistosas es el "ritual de unión" o La ceremonia de las rosas. Esta ceremonia esta basada en el misticismo y el simbolismo y se remonta a muchos siglos atrás.

Lazos eternos

Una pareja q ha decidido permanecer juntos durante el resto de sus vidas e incluso después de su muerte optan a menudo por este ritual como una declaración de hecho de su eterno pacto. Se utiliza a veces para renovar una relación q ha atravesado un momento muy difícil y lo ha superado con éxito. Hay muchas variantes y algunas parejas añaden toques especiales para hacer de la ceremonia algo único y suyo.

La ceremonia nunca es pública. Normalmente solo asiste la pareja y uno o dos allegados. La sumisa lleva en sus manos un capullo de rosa blanca. El Amo lleva una rosa roja completamente abierta. Ambas rosas deben tener sus espinas y estar recién cortadas. Para terminar de crear la escena, se requiere también una cadena no muy gruesa de 2-3 metros de longitud y algunas velas o quemadores
La pareja permanece de pie uno enfrente del otro, sus invitados y/o amigos permanecen en un segundo plano, por supuesto. La sumisa, q viste un sencillo vestido, sujeta su rosa blanca. Su Amo, sujetando su rosa roja, le quita el collar, lo pasa rápidamente por el fuego, dejando q las llamas lo acaricien suavemente, y se lo vuelve a poner a su sumisa. Mientras abrocha el collar le declara q la protegerá y guiara eternamente.

Con una espina del tallo de su rosa roja, el Amo pincha a su sumisa en el dedo corazón y deja caer dos gotas de sangre en su rosa blanca. Luego, ella ofrece las espinas de su rosa a su Señor y este pincha en su propio dedo y deja caer dos gotas de sangre en la rosa de ella, una suelta y la otra sobre una de las gotas de sangre de su sumisa. Después de esto, unen sus dedos y hacen sus votos de unión.

Sus testigos toman la cadena, la pasan rápidamente por las llamas y envuelven con ella a la pareja. Ellos vuelven a hacer sus votos y a declarar q sus almas están unidas por toda la eternidad; unen sus rosas, dejando q la sangre de la rosa blanca bese los pétalos de la rosa roja y las intercambian. Se quita la cadena y se envuelve en una tela, para entregársela a la pareja cuando termine la ceremonia. Las rosas se depositan en un jarrón q mas tarde llevaran a su habitación para q permanezca como símbolo de su compromiso y sea testigo del momento en el q Amo y sumisa unen sus cuerpos.
A la mañana siguiente, comparten sus esperanzas y sueños de estar juntos durante toda la eternidad y deshojan los pétalos para depositarlos juntos en un recipiente. Guardaran esos pétalos durante toda la vida y una porción de esos pétalos será enterrada cuando ellos mueran. La cadena se la hereda la familia o algún buen amigo de la pareja q la vaya a usar en su Ceremonia de las rosas.

El Simbolismo

El significado de las rosas

El capullo de rosa blanco, simboliza la sumisión. El color blanco representa la pureza del obsequio, el que sea un capullo y no una rosa abierta significa que su sumisión aún no es una flor completamente abierta. La sumisión no es total nunca, no es absoluta nunca y el sumiso nunca alcanzará el grado en que su flor no pueda abrirse un poco más para ofrecérsela a su Dominante.

La rosa roja abierta casi completamente, significa la dominación. El rojo representa la pasión y el deseo de poseer y proteger a toda costa a su sumiso incluso derramando su propia sangre por él. La rosa casi en plena floración simboliza que el dominante está preparado y es lo bastante maduro para aceptar tales responsabilidades.

El significado de pasar el collar por las llamas

Antiguamente el collar estaba hecho de metal fundido, calentado en las llamas y enfriado en el agua para templarlo después de haber quemado todas las impurezas. Esta acción de pasar el collar por las llamas simboliza el quitar de todas impurezas el símbolo de propiedad que el Dominante ha entregado al sumiso. Todas las influencias externas son consumidas en el fuego del deseo de proteger y defender al sumiso. El templar del metal cuando se expone a las frías aguas, fortifica el compromiso de sumergirse en las aguas de la vida. Hoy nosotros sólo simbolizamos esto pasando el collar rápidamente por la llama, para no dañarlo.

(Nota: El uso de un quemador de alcohol en lugar de una vela previene cualquier residuo en el collar , aunque probablemente no quedará ninguno si se hace de forma lo suficientemente rápida).

El significado de la sangre

Pinchar el dedo del sumiso es símbolo de tomar su virginidad. El sumiso ha intercambiado su sangre para entregarse totalmente al Dominante. Las gotas en el capullo de rosa blanco tienen el mismo significado

El acto de pincharse el Dominante su propio dedo significa el consentimiento para entregar su sangre para proteger y defender su propiedad. Las gotas de sangre que se mezclan es el símbolo de la unión de ambos.

Apretar las heridas juntas permite que la sangre se mezcle, simboliza la unión de ambos como parte de una misma familia.

Cambiar las rosas es el símbolo del obsequio de sí mismos que uno hace al otro.

El significado de la cadena

La cadena es una serie de los eslabones que representan todos los acontecimientos que han ido sucediendo para llegar a sentirse unidos. Cada uno se engancha con otro para completar la cadena. Pasarla por la llama simboliza la purificación de todos los acontecimientos que han vivido junto, así como también sus pasados. Todas las cosas malas son consumidas y sólo lo bueno permanece. Envolver la cadena alrededor de ellos es una imagen visual de la unión de dos almas en una. Esta cadena nunca se usa para ninguna otra cosa, excepto para una ceremonia semejante por la persona que recibe esta cadena como un obsequio. Normalmente pasa de unas generaciones a otras y se considera un obsequio muy valioso.

El significado de los pétalos

La mezcla de los pétalos significa el mezclar su vida. Las parejas normalmente los tienen en algún tipo de frasco decorativo, una vez que los pétalos se han secado completamente. En el momento de la muerte, una parte de esos pétalos se coloca sobre el cuerpo para mostrar un lazo que se extenderá más allá de la tumba.

Muchas leyendas dicen que han florecido rosas en las tumbas de las parejas que se han amado profundamente durante su vida física y que aún en la muerte ellos muestran la evidencia de su amor eterno en la forma de rosas que florecen de nuevo sobre su tumba



Ceremonia de la Cueda

CEREMONIA DE LA CUERDA.


La sumisa se arrodilla con la cabeza baja y le ofrece una larga cuerda al Dominante, una cuerda que pasa a través de sus dos manos abiertas, y mientras lo hace dice con emoción:

“Esta cuerda simboliza mi regalo de sumisión, y te la ofrezco como prueba de mi entrega”.

Él acepta la cuerda y ata nudos en ella mientras habla:

“Por el nudo número uno, tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la mía”

“Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que comenzaremos una nueva vida”

“Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y me entregarás toda tu pasión”

“Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que mi amor por ti seguirá creciendo”

“Por el nudo número cinco, a partir de este día me esforzaré por dirigirte y mantener en ti la sensación de sentirte viva”

“Por el nudo número seis, mi poder estará contigo, con honradez y respeto, sin trucos”

“Por el nudo número siete, mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu espíritu al cielo”

“Por el nudo número ocho, el placer de la carne se consumará en la voluntad de amor que con esta cuerda me entregas”

“Por el nudo número nueve, mi amor por ti brillará siempre, el pensamiento de la eternidad se me hace divino”.

Fuente: Un rincón del paraíso

Ceremonia del Collar

Existe una gran variedad de Collares que se pueden ofrecer: el 'Collar de Consideración' (que se da muy al inicio de la relación), el 'Collar de Entrenamiento' (que indica que el sumiso/a está bajo la tutoría de un Am@ o Entrenador/a) al final del cual el ya puede ser entregado el 'Collar de Esclav@ ' o 'Collar Formal' o el 'Collar de Juego' (sólo usado durante las sesiones) usándose éste último debido a la imposibilidad de la mayoría para llevar un Collar en público. En caso de que nada imposibilite esta opción se usará el Collar las 24 horas del día.


Para esta Ceremonia no sugeriré las posturas que cada un@ debe tomar, la D/S es como una religión en el que cada un@ tiene sus propias ideas acerca de lo que debería ser. Dejo ésto a los deseos individuales. Como en la mayoría de las cosas de este mundo, no hay reglas que especifiquen como debe ser realizada una Ceremonia de imposición de Collar o cualquier otra cosa, todo depende de lo que se haya pactado o puesto en el contrato. Aquí tenéis pues, una sugerencia de lo que puede ser la Ceremonia. Si os viene bien usad estas palabras o cambiadlas a vuestro antojo...

LA CEREMONIA

AM@: Nos hemos reunido hoy en este lugar para adquirir un compromiso que no está bajo las leyes de ningún país. Este compromiso no tiene final, fondo, profundidad ni peso. No puede ser medido, no puede ser visto, sentido ni tocado por nadie más que nosotros mismos. Está encerrado en nuestros corazones, mentes, espíritus y almas. Nos fortalece y nos hace uno. Te conocí por azar, una letra en el ciberespacio, una respuesta y fue el comienzo de un viaje juntos. Paso a paso, la confianza y el amor fueron creciendo. Me diste el regalo de tu sumisión y lo recibí con agradecimiento y aprecio. Como mi amor, eres querid@ más allá de todas las cosas. Te doy las gracias por el regalo que me has hecho y por completarme. Eras la pieza que me faltaba. El compromiso que estamos adquiriendo no es más que otro paso en nuestro viaje y rogamos por tener una larga y placentera vida juntos. Hemos hecho este compromiso en nuestro corazón desde el primer momento en que nos miramos a los ojos. Lo único obligatorio es el amor y la confianza.


ENTREGANDO EL COLLAR:

AM@: Al poner este collar en tu cuello y al ser aceptado por ti, prometo hacer todo lo que sea para ser dign@ de ti. Prometo apoyarte y cuidarte, exigirte y dejarte volar, respetar las necesidades de nuestra relación por encima de cualquier otra cosa, amarte, honrarte, apoyarte en todo y ser sensible a tus necesidades y deseos. Reconozco la confianza que has puesto en mí y la responsabilidad que conlleva mi aceptación de esa confianza. Para nunca violar o tan siquiera amenazar con violar esa confianza, me esforzaré en mantener mi mente lo bastante abierta como para aprender nuevas cosas, lo bastante como para crecer. En momentos de problemas, para ser un buen amig@ y una buena pareja, nunca olvidaré que esto es una relación de amor. Reconozco y acepto con todo mi corazón el regalo de sumisión que me has hecho. El Collar no es más que un símbolo de lo que ya sabíamos... que tú eres mí@.

LEER LA INSCRIPCIÓN DEL COLLAR Y ENTONCES:

AM@: ¿Aceptas éste Collar con el mismo espíritu con que te lo entrego?

SUMIS@: (puedes responder negativamente, lógicamente, pero si tu respuesta es afirmativa...) Sí, y lo diré una sola vez, Será Sí para Siempre. Hago esto sin orgullo ni altanería... sin arrogancia sino con reflexión, con deferencia hacia ti. Con humildad. El collar que me ofreces es un poderoso recordatorio del control que te he entregado. Para ti es mi amor, todo yo.

COLOCA EL COLLAR EN SU CUELLO

AM@: Repite después de mí: Acepto este Collar como una expresión externa de entrega a mi Am@. Lo hago libremente, completamente y sin reservas. Estoy de acuerdo en honrar nuestra relación sobre cualquier otra cosa, y buscar y llenar todas tus necesidades y deseos. Llevaré este collar con orgullo, sabiendo que mi Am@ me protegerá, me respetará, me apoyará. Prometo comunicarme siempre abierta y honestamente con mi Am@ no guardándome nada para mí. En este momento entrego el control de mi cuerpo y de mi alma sumisa para cualquier propósito que mi Am@ desee. Me esforzaré por ser el mejor compañer@ para mi Am@ y no hacer nada que lo deshonre. Amarlo en el silencio de mi corazón. Prometo mantenerme física y psíquicamente san@. Con un corazón alegre y mi libre consentimiento, doy la bienvenida a mi rol como sumis@ desde este día en adelante hasta el momento en que yo reclame mi libertad o mi Am@ me la quiera devolver.



ENTREGA DE LA LLAVE SUMIS@

Con esta llave expreso el final de mi compromiso con mi Am@ y la entrega de mi cuerpo y pasión. Permanece como un símbolo sólido de la confianza en mi Am@ sin miedo. Por mi deseo de complacerle y no por temor al castigo. Me guarda con seguridad y excluye cualquier otro poder sobre mí.

AM@: Repite tras de mí: con cada vuelta de esta llave, acepto la profundidad de tu pasión, devoción y confianza para tenerme y dirigirme y proporcionarme un puerto donde puedas expresar todos tus deseos.

CERRAR EL COLLAR... COLOCAR LA LLAVE EN TORNO AL CUELLO DEL AM@



ENTREGA DE ANILLOS

AM@: (Colocando el anillo en el dedo del sumis@). Te ordeno que lleves esto como símbolo externo de mi dominio sobre ti, donde todos puedan verlo aunque sólo unos pocos sabrán realmente lo que significa. Un círculo infinito de cuerdas entrelazadas para hacerte sentir la fuerza de mi compromiso todo el tiempo.

SUMIS@: (Colocando el anillo en el dedo del Am@) Te ruego que uses esto como símbolo externo de tu dominio sobre mí, donde todos puedan verlo aunque sólo unos pocos sabrán realmente lo que significa. Un círculo infinito de cuerdas entrelazadas para hacerte sentir la fuerza de mi compromiso todo el tiempo.

AM@: Ahora andaremos juntos, con los signos externos de nuestro compromiso. Haremos juntos este viaje, cuidándonos, protegiéndonos y creciendo. Te amo. No tengo palabras para expresar la profundidad de la emoción que siento hoy y la alegría que has puesto en mi corazón. Ya nunca estarás sol@, amor. Siempre estaré a tu lado. Llévame en tu corazón y saca lo mejor de mí. Yo te cuidaré y te llevaré en mi corazón y sacaré lo mejor de ti.

Fuente: EL BLOG DE KAYA

LA CEREMONIA DE LA ESCLAVITUD

Presentación

Se realizará públicamente y ante testigos, al anochecer; para su ejecución ambos participantes deben conocer el rito y haber consentido en él.
Al intentar reflejar la ceremonia formal de la entrega y aceptación de la esclava o esclavo, debo indicar que no existen dos ceremonias iguales, aunque sí deberían existir ciertos estándares en todas ellas.
Este artículo describe una ceremonia importante en la cual una persona (el esclavo) se entrega, de forma totalmente libre y voluntaria, a otra, que mediante la aceptación de dicha entrega, se convertirá en su AMO por un período de tiempo convenido (puede ser un tiempo indefinido). Por ello, antes de que se establezca la relación AMO – esclavo, se debe entender que el cambio del estado de vida será profundo y afectará a cada aspecto de la misma.
La persona que se esclaviza voluntariamente, debe saber que dedicará su mente, su cuerpo y su placer a su AMO; es decir, que esta dispuesta a entregar su libertad (perdiendo su capacidad de decisión) a otra persona, no a algún ideal o a alguna causa. Que se está entregando no por dinero o por notoriedad o otra razón más o menos noble, sino porque es su inclinación y porque ante la persona a la que se somete y a la que servirá de forma voluntaria en todos los aspectos de su vida es la forma en la cual se encuentra satisfecha y plena.

Esta otra persona es un DOMINANTE a quien la persona sometida encanta; le encanta su sumisión, su entrega y su placer. Este DOMINANTE se convertirá en el AMO del esclavo adquiriendo para sí mismo el compromiso de cuidar de la persona entregada; tanto de su cuerpo como de su mente y de su ánimo. En este sentido, procurará la mejor educación posible del mismo para que el placer proporcionado por el servicio del esclavo acelere el de este último, ocupándose de todos los aspectos del mismo y de que no le falte de nada.

Por otro lado, la razón de ser del AMO se encuentra en la satisfacción que siente al recibir todas y cada una de las muestras de sumisión de su esclavo, sintiéndose pleno en la entrega y el servicio del mismo.

Componentes
Los Participantes
Es evidente que los primeros que deben estar son los actores principales de la ceremonia:
Ø La persona sumisa que mediante su voluntaria servidumbre deviene en el esclavo sometido al AMO que lo acepta.
Ø El DOMINANTE que recibirá la entrega de la persona que transmuta en esclavo y se convierte de facto en su AMO en la presente ocasión.
Ø El Dominante Presentador que acompañará a la persona que se entrega hasta delante del nuevo AMO. Debe ser una persona de plena confianza de ambos; tanto el que se entrega como el que recibe.
Ø El Dominante Asistente que participará con el nuevo AMO en todos los aspectos de la ceremonia; aunque lo ideal es que sea una persona de confianza para ambos por lo menos debe serlo del nuevo AMO.
Ø Los sumisos acompañantes que participarán de la procesión y entrega de ofrendas y regalos al nuevo AMO. Deben ser personas que tengan la confianza del nuevo esclavo.

El lugar de la Ceremonia

La ceremonia se deberá celebrar en un salón lo suficientemente grande para acoger a todos los participantes. En dicho salón existirán (como mínimo) los siguientes elementos:
Ø Un sillón debidamente adornado para que se siente el nuevo AMO.
Ø Una mesa baja en la que se depositarán las ofrendas del nuevo esclavo a su AMO.
Ø Un cojín especial y un taburete para la situación del nuevo esclavo.
Ø Asientos para todos los Dominantes que asisten a la ceremonia como testigos, así como, asientos y / o cojines para los sumisos que participan, exclusivamente, de la alegría de la misma.
Ø Velas y candelabros varios para la iluminación de la ceremonia.

El Vestido y la Apariencia

Aunque todos los participantes tienen su propio estilo y los gustos personales se reflejan en la forma en la que cada uno se presenta a sí mismo. Se ha de tener presente que es una ceremonia muy importante y debe prevalecer el buen gusto en este día tan especial.
Dicho esto adjuntamos unas formas recomendadas para la vestimenta de los principales participantes:

El sumiso (nuevo esclavo):

El sumiso lleva generalmente una prenda de vestir sencilla, a menudo un vestido de tipo túnica o una de las varias formas de código tanto para la mujer como para los hombres que puede incluir pantalones en el primer caso. El traje debe ser sencillo pero elegante y atractivo, significando el papel del sumiso como un sirviente de su AMO.
El sumiso puede llevar ropa interior pero, normalmente, no portará ni pulseras, ni tobilleras, ni collar, ni ningún otro tipo de adorno, ni siquiera pendientes, y nunca llevará nada en el cuello. La razón de esta situación, es que los adornos le serán colocados en el transcurso de la Ceremonia por su nuevo AMO; entre ellos el collar de esclavo.
Si la mujer tiene el cabello largo normalmente lo llevará recogido en algún tipo de moño o trenza sobre la cabeza, se puede adornar con pequeñas flores.

El Dominante (nuevo AMO):

El Dominante debe ir bien vestido llevando un traje formal o semiformal. La ropa de fetiche es aceptable en general y el Dominante puede elegir vestir de cuero o cualquier otra vestimenta apropiada. La mayoría del los dominantes les gusta vestir como un caballero o dama de otras épocas si se trata de una mujer.
En general la vestidura del AMO debe de ser sobria evitando el exceso de adorno.
El Dominante Presentador y el Dominante Asistente:
Estos dos Dominantes procurarán vestir de código estricto pues su papel es fundamental en la realización de la presente ceremonia. Lo mismo que en el caso del AMO se recomienda la sobriedad en su vestido.
Los sumisos acompañantes:
Vestirán prendas de vestir acordes a la del nuevo esclavo (si son túnicas, túnicas o si es de código, con el código marcado) las cuales deberán quedar conformes antes del inicio de la ceremonia. En este caso sí que se recomienda que lleven los collares con la indicación de pertenencia al AMO al que se someten; así como los adornos que sus Dueños consideren adecuados.
El resto de los participantes:
En principio, y salvo mención expresa en contrario, al resto de los participantes se les solicitará que vistan de código estricto con la debida sobriedad el debido respeto para con la Ceremonia que se está llevando a cabo. Si existen dudas al respecto se debería hablar con el nuevo AMO o con el Dominante Asistente para concretar los aspectos necesarios.
Las Ofrendas:
Además de lo anterior, en la Ceremonia el nuevo esclavo ofrecerá una serie de presentes a su nuevo AMO; estos presentes indicarán siempre la vocación de entrega y servicio que tiene el primero respecto del segundo. Entre ellos, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:
Ø Una flor en el caso de esclava o un ramo en el de esclavo
Ø Un escrito con el enunciado de los votos que hará el esclavo a su DUEÑO.
Ø Una correa para engancharla a su collar
Ø Una cuerda de dos metro y medio de longitud, aproximadamente

Ø Un objeto que simbolice la sumisión absoluta del esclavo a su DUEÑO.

Los elementos de Marca:

Durante la Ceremonia el esclavo será aceptado a su servicio por el AMO; ello quedará definido por una serie de elementos que esté último colocará en el cuerpo del primero, representando la aceptación y la conversión de este en una extensión del DUEÑO. Como en el caso anterior, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:

Ø El collar de esclavo con el nombre o el símbolo del Dueño reflejado en él de alguna manera.
Ø Tobilleras y muñequeras de cuero.
Ø Una fusta, azote, látigo o similar.
Ø Un elemento que permita colocar el símbolo del AMO en el cuerpo del esclavo.
Ø Un frasco de colonia para rociar a la persona sumisa con el aroma que desee el AMO.

La Ceremonia propiamente dicha

Cómo es lógico la ceremonia consta de diversas partes que deben ser preparadas con un poco de antelación. Se compone de tres actos fundamentales (Procesión de la Ofrenda, Oferta de Esclavitud, Ritual de Aceptación ) que pasaremos a relatar a continuación y se terminará con una fiesta o una comida de rol.
Antes del inicio de la ceremonia el salón se hallará iluminado de forma tenue por la luz de las velas encendidas y en él se hallarán ya el nuevo AMO, el Dominante Asistente y todo el resto de los testigos y acompañantes.
El nuevo AMO se encontrará sentado en el sillón preparado al efecto y delante del mismo, a unos dos metros, se situará un cojín ceremonial en el que se hincará de cuclillas el futuro esclavo al ser presentado a su Amo. La mesa baja se encontrará situada de forma lateral a este cojín y en ella se hallarán colocados de forma adecuada los elementos de Marca que utilizará en su momento el DOMINANTE sobre el esclavo.

Por su parte, el Dominante Asistente se situará a la derecha del nuevo AMO con el fin de prestar su apoyo y auxilio a lo largo de la Ceremonia.
En ese momento, y una vez que todos los asistentes se han acomodado, suena una campana para señalar el comienzo de la ceremonia. La misma empieza con la procesión de la ofrenda del esclavo.
La Procesión de la Ofrenda

La procesión entrará en el salón por el siguiente orden: sumisos acompañantes formados en filas de dos en fondo como mínimo; y, en la última fila, el futuro esclavo acompañado del Dominante Presentador (puede ser el mentor, educador, master u otro Dominante amigo).
Todos los que participen en la misma entrarán debidamente vestidos en el salón con una ropa adecuada al carácter de los participantes principales (ver el apartado de “El Vestido”).
Los sumisos acompañantes llevarán en sus manos (bien en ellas desnudas, bien en bandejas decoradas con pétalos de flores) las Ofrendas que presenta el nuevo esclavo a su DUEÑO.
Al llegar delante del nuevo AMO, los sumisos acompañantes depositarán las ofrendas en la mesa baja preparada a tal efecto; simultáneamente se irán abriendo en dos alas y permanecerán bien en pie, bien arrodillados sobre cojines hasta el final de la ceremonia prestando su apoyo silencioso a nuevo esclavo.
Los últimos en llegar son, lógicamente, el Dominante Presentador y el futuro esclavo. Al llegar ante el nuevo DUEÑO, el Dominante Presentador tomará al futuro esclavo de la mano y lo llevará ante el cojín especial situado ante el DOMINANTE que es receptor de esta especial entrega; el primero de ellos permanecerá de pie al lado del segundo hasta el momento de la aceptación del AMO.

La Oferta de Esclavitud
Empieza por la exposición que realizará el Dominante Presentador del futuro esclavo en la que hablará en beneficio del sumiso. Este Dominante dará un testimonio del carácter y el compromiso del sumiso con el estilo de vida D/s alabando sus cualidades y comportamiento.
Una vez presentado el futuro esclavo, el Dominante Presentador lo tomará de una de sus manos levantándolo del cojín hasta situarlo al alcance de las manos del nuevo AMO. Uno de los sumiso acompañante (elegido por el nuevo esclavo) depositará el cojín a la distancia adecuada para que continúen en la posición de entrega.
El Dominante Presentador, una vez cumplida su función, se retirará para sentarse al lado del resto de los testigos del acto.

En ese momento, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que se ofrece y le requerirá que exponga los votos con los que se compromete delante de su AMO y los testigos que les acompañan. El nuevo esclavo leerá con voz firme los votos que se compromete a cumplir respecto de su AMO. Esta parte de la Ceremonia de forma, una vez más, enunciativa podrían ser algo como esto:

“Dominante Asistente:

¿Ha venido ud. libremente y sin coacción a someterse al servicio del Señor o Dama [nombre o sobrenombre del nuevo AMO ]?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Así es, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Acepta libremente que la duración de su servicio es de [dígase el tiempo, puede ser tiempo indefinido ] a partir de hoy día... del mes... de 200... hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Gustosamente acepto, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Renuncia ud. a partir del día de hoy [... del mes... de 200...] a cualquier apariencia de libertad ficticia tanto física o mental como moral en beneficio de su nuevo AMO hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Renuncio con agrado, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Usted jura solemnemente que usted llevará a cabo su servicio lo mejor posible, que se dará completamente a su AMO, sin poner ningún obstáculo a su voluntad, durante la duración de su servicio?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Así lo juro, Señor (o Dama)

Dominante Asistente:

¿Qué ofrendas a traído ante nuestra presencia como expresión del servicio que desea ofrecer?

esclavo (mirándolo a los ojos):

Traigo mi cuerpo, mi moral y mi mente que ofrezco a mi AMO deseado (desnudándose de la túnica)

Traigo mis votos que me convertirán en el esclavo de mi DUEÑO.

Traigo una flor (o un ramo) que representa la inocencia de mis intenciones.

Traigo la cuerda con la que deseo representar mi atadura a ÉL

...

Traigo esta correa para que ÉL me guíe y dirija en mi viaje por la vida

Dominante Asistente:

Lea ud. los votos a los que se compromete con su AMO

esclavo (con los ojos bajos ante su AMO esperado):

Me comprometo solemnemente a obedecerle inmediatamente, sin reserva y sin vacilación en todo lo que usted pida de mí.

Me comprometo solemnemente ser hermoso a sus ojos, y sonar gracioso a sus oídos.

Me comprometo solemnemente a servirle de la forma que UD. desee con todo mi cuerpo y mi alma en todo lo que usted desee de mí.

...

Me comprometo a que no habrá en este mundo nada ni nadie más importante que su servicio.”

Aquí finaliza esta parte de la Ceremonia pasando inmediatamente a la siguiente.

El Ritual de Aceptación

Acabado el Ritual anterior, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que recibe la ofrenda y le solicita que exponga claramente su aceptación o no del nuevo esclavo así como los motivos inherentes al caso; posando las manos de este último en las palmas del nuevo AMO.

Este iniciará un pequeño interrogatorio del oferente con el fin de confirmar la aceptación de dicha ofrenda. A lo largo de esta situación se irá viendo la aceptación de la situación. Como ejemplo de esta parte de la Ceremonia y de forma, exclusivamente, enunciativa vienen los siguientes hechos:

“AMO:
[Repita después de mí]. Soy su Amo, Dueño y Señor.

esclavo (permanecerá con los ojos bajos ante su AMO):
Usted es mi Amo, Dueño y Señor.

AMO:
Usted es mi esclavo.
esclavo:
Soy su esclavo
AMO:
Su cuerpo y su mente son Mías.
esclavo:
mi cuerpo y mi mente son Suyas

AMO:
No tendrá otra voluntad que la Mía.

esclavo:
No tendré otra voluntad que la Suya

AMO:
Obedecerá Mis palabras y Mis deseos.

esclavo:
Obedeceré Sus palabras y Sus deseos

En este momento el Dominante Asistente va tomando los elementos de Marca y pasándolos al nuevo AMO, el cual los va imponiendo por importancia ascendente en el cuerpo del esclavo.

AMO:
Desnuda vienes a mí, tu voluntad también estará desnuda. Recibe tus símbolos de esclavitud.
Con estas muñequeras y tobilleras simbolizo que todo ud. está restringido a Mi voluntad (poniéndolos en muñecas y tobillos)
Con este aroma represento la pérdida de su identidad en la Mía (rociándolo)
Con este collar simbolizo que todo ud. Me pertenece en público y en privado (colocándolo)
Con este símbolo queda ud. marcado indeleblemente como de Mi propiedad. (realizando la marca)
Con este látigo azotaré su cuerpo para que sepa lo que le ocurrirá en caso de desobediencia. (El sumiso se colocará de forma que pueda recibir fácilmente seis azotes en su trasero aguantándolos sin una muestra de dolor)

...

Pasamos a tomar ahora las Ofrendas del esclavo a su AMO; lo mismo que en el caso anterior, el Dominante Asistente los va tomando y pasándolos al nuevo AMO:

AMO:
¿Con qué objeto Me trae esta flor (o ramo)?
esclavo:
Con el de entregarle mi inocencia.

AMO:
Que ella nos cubra. (deshoja la flor dejando caer los pétalos sobre ambos).
¿Con qué objeto Me trae la cuerda?

esclavo:
Con el de que ate mi voluntad, mi mente y mi vida.

AMO:
Que así sea. (toma la cuerda atando nudos con ella en el cuerpo del esclavo).
Por el nudo número uno, tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la Mía.
Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que comenzaremos una nueva vida
Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y Me entregarás toda tu pasión
Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que Mi Cariño por ti seguirá creciendo
Por el nudo número cinco, a partir de este día Mi poder estará contigo, con honradez y respeto, sin trucos
Por el nudo número seis, Mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu espíritu al cielo
Por el nudo número siete, el placer de la carne se consumará en la voluntad del AMO
Por el nudo número ocho, el placer del espíritu nos reforzará al uno en el otro
Por el nudo número nueve, Mi Amor por ti brillará siempre, el pensamiento de la eternidad se Me hace divino.

¿Con qué objeto Me trae una correa?
esclavo:
Con el de que guíe y dirija mi viaje en la vida; pues es mi deseo pertenecerle y seguirle allí donde Usted elija llevarme

AMO:
Acepto gustoso la tarea (enganchando la correa en el collar de esclavo) y recompensaré el servicio con placer y el incumplimiento con dolor.
Ahora póstrate ante mí.
El esclavo se arquea hasta que su frente toca el suelo ante su AMO, y su AMO pone su pie sobre la cabeza del mismo, mientras dice:
Soy tu Amo, Dueño y Señor. Y no serás de ningún otro mientras yo te posea. He hecho que despiertes de tu sueño y te he traído al reino de Mi voluntad.
A continuación el AMO toma al esclavo de las manos y lo levanta del suelo (con una caricia y un beso si le parece oportuno) finalizando de esta forma la Ceremonia y pasando a la cena o comida común de rol.

27 oct. 2010

Tema: Cosificación



Reunion Quincenal

Fecha: Sábado 30 de Octubre de 2010

Hora: 17:30 horas

Lugar: Centro Cultural de la Diversidad Sexual - Foro & Cafe.

La dirección es en Colima 267, Col Roma, frente de la estación del Metrobus “Durango” y a 1 cuadra del cruce de Insurgentes y Monterrey

Tema: COSIFICACIÓN

Cuota de recuperación: $35.00
con derecho a un refresco o café

Esperamos contar con su presencia.

Si es la primera vez que nos visitas, personas del Staff con gusto te recibirán en la cafetería.

19 oct. 2010

Exposición del Tema Humillación

Es una práctica que puede llevarse a todos los niveles, y cuyo objetivo es acentuar la desigualdad de los participantes. Esto es, se parte de una relación entre iguales, quienes al relacionarse juntos quieren ambos marcar una diferencia que les reporte placer mutuo.

Por ejemplo, en un trabajo, el jefe sabe que es el jefe y el empleado sabe que es el empleado, y dentro de esta relación propiamente desigual, no es ni erótico ni divertido ahondar en las diferencias.

Por tanto debemos entender que un sumiso no es en sí inferior a un Amo, y tiene que tener su propia autoestima bien puesta en su lugar para poder jugar/practicar sanamente.

Estamos en un punto en el cual el BDSM hace gala de su teatralidad y se enfatizan los roles para obtener una respuesta placentera. Esto es, sí, la humillación existe en sí misma, pero no en el sentido en el que realmente se degrade la dignidad de la parte sumisa.

Cabe mencionar en este punto que si bien, es una de las prácticas más difundidas, también puede confundirse con la que tiene menores consecuencias, pues como no sangran las orejas ni ningún otro miembro, parecería que no puede generar verdaderos daños y creer eso, es un peligro.

Con la humillación se pretende acentuar la relación de poder y control, pero no lastimar. Es una práctica de ubicación, entre más abajo está la parte sumisa, más arriba está la parte Dominante y el efecto creado es mayor. Un mismo acto cambia su simbolismo dependiendo desde donde se mire y puede ser tan gráfico como ver hacia arriba o hacia abajo.

Pasando por el diccionario (Real Academia Española), encontramos definiciones como: Inclinar o doblar una parte del cuerpo especialmente en señal de sumisión o acatamiento; abatir el orgullo y altivez de alguien; o hacer actos de humildad.

Trasladando estas definiciones al BDSM se puede llegar a: Hacer la entrega del ser con toda dignidad.

Es mediante estos actos que una persona sumisa muestra su entrega a su Amo. Es una muestra explícita de la cesión de poder y control en la otra persona.

Para el Dominante es la demostración de que ejerce ese control y ese poder sobre el sumiso y es en este punto que es erotizante. Pero no perdamos de vista en ningún momento que si esto se da es porque el sumiso está de acuerdo a cada momento en que así sea. Como persona y no como sumiso es que lo permite.

Existen distintas formas para humillar y básicamente en cada persona será diferente lo que la humille, es una cuestión personal que tiene que ver con la educación y las costumbres que haya tenido en la vida. Así que es importante que el Dominante se tome el tiempo necesario para conocer con quién está tratando y lo que puede moverlo al Eros o lo que puede descontextualizarlo del todo y pueda dañarlo.

No olvidemos que toda práctica BDSMera implica cuidados, antes, durante y después, sin importar si se practica para erotizar, castigar o premiar. En este caso esos cuidados se dan con el conocimiento de la persona que se adquiere antes; con la forma en que se lleve la sesión y prestando atención a las reacciones durante; y después, haciéndole saber al sumiso que es importante para su Dominante, que su entrega es apreciada.

Se pueden dividir las formas de humillar en principio en dos grandes ramas que en algunos puntos pueden tocarse: las humillaciones verbales y las humillaciones físicas. Pero antes de pasar por ellas, hay que prestar atención a la que tenemos que evitar, esto es la dañina. La que verdaderamente lastima al sumiso, la que crea dependencias y pone en peligro su reputación o autoestima.

Para hacernos una idea, aquéllas que se salgan del contexto BDSMero, aunque pueda haber excepciones al insertar la vida externa al BDSM y viceversa, cuando se descontextualiza la humillación de una relación erótica a la cotidianidad estamos corriendo un riesgo grande y habrá que tener mucho cuidado de no lastimar a nadie.

Ahora bien, dentro de las verbales podemos encontrarnos desde las más básicas en los insultos, de distintas formas y en distintos niveles. Otra forma es avergonzar, ya sea directa o indirectamente, por ejemplo haciendo notar fallas que cometa o pidiéndole cosas que lo abochornen. A un paso tenemos el menosprecio y apocar su esfuerzo.

En cuanto a diferencias entre mujeres y hombres, se puede ver que mientras a las mujeres se les humilla más refiriéndose al físico y su vanidad, en los hombres se obtienen resultados semejantes cuando se pone en tela de juicio su virilidad.

Cabe mencionar que la humillación es una práctica que puede ser muy oportunista y aprovecha el momento en que la parte sumisa se pone en la mira.

Llegamos así a las formas físicas, por ejemplo la burla y poner en ridículo, reírse del sumiso ya sea por algo que se le haga hacer o que haga. Se pueden aprovechar las reacciones que tenga, o incluso ligeros accidentes sin importancia. También pueden ser acciones promovidas o provocadas por el Dominante, por ejemplo, la feminización forzada en la que no se busca un travestismo completo, sino hacer obvio que lo que parece no es lo que es.

La despersonalización es otro medio en que al sumiso se le trata como animal o como objeto, restándole humanidad. Los castigos físicos son también otra forma de humillación. Y el forzar a un sumiso a hacer algo que no desea en sí, sin olvidar los límites establecidos, pero aprovechando el amplio margen de cosas que no necesariamente le agraden.

En sí, el sometimiento es una forma de humillación por excelencia, cuando un Dominante da una orden y un sumiso la acata, está haciendo entrega de su ser y se posiciona por debajo del Dominante al seguir sus órdenes. Por ejemplo, en este punto podemos encontrar juegos como lluvias multicolores.

En los ejemplos en los que lo verbal y lo físico se encuentran, podemos encontrar pisotear, textual o metafóricamente. Despreciar, dejando de lado lo que la parte sumisa esté haciendo sin darle importancia, en teoría, pero sin olvidar que si se está sesionando, la parte Dominante debe prestar atención a todos los detalles.

También se puede degradar, esto es, bajar de rango a la parte sumisa, y un ejemplo claro es cuando se le trata como sirviente, sin embargo se encuentra aún dentro de un contexto humanizado, pero de menor categoría.

Por último tenemos envilecer que es una de las prácticas que debe llevar mayores atenciones, puesto que muchas veces en esta puesta en escena los actores pueden ser más de dos. Por ejemplo, cuando se presta a un sumiso para que actúe como puta con alguien más o simplemente, tratarla como una. Subrayando tratar como, actuar como, no olvidemos que no lo es, que en el lado sumiso de la ecuación lo que está haciendo es entregarse a los deseos de su Dominante.

Para terminar veamos que existen atajos que nos llevan a la humillación por caminos más cortos y que nos preparan a la escena que vamos a realizar, entre ellos se encuentran objetos tradicionales como son collares, correas, uniformes o incluso la misma desnudez. Además de los rituales que puedan llevarse a cabo para marcar el inicio de una sesión cuando es el caso. Los roles mismos que utilizamos son una forma de acercarnos rápidamente al terreno que queremos pisar.


14 oct. 2010

Reunión Quincenal 16 de Octubre

Reunion Quincenal


Fecha: Sábado 16 de Octubre de 2010
Hora: 17:30 horas
Lugar: Centro Cultural de la Diversidad Sexual - Foro & Cafe.
La dirección es en Colima 267, Col Roma, frente de la estación del Metrobus “Durango” y a 1 cuadra del cruce de Insurgentes y Monterrey



Tema: HUMILLACIÓN



Cuota de recuperación: $35.00
con derecho a un refresco o café
Esperamos contar con su presencia.


Si es la primera vez que nos visitas, personas del Staff con gusto te recibirán en la cafetería.
No olvides leer el siguiente escrito si es la primera vez que nos visitas Clic Aqui

Compendio de citas del libro: DOMINA ZARA (Soy un sueño)

Por Angel Negro
Estas breves líneas, no pretenden resumir un libro ni verter mi opinión respecto a los conceptos que en él se exponen, de hecho, la idea original era tan solo crear un compendio de citas textuales del libro, para mi uso, consulta y posterior reflexión. De cómo llegue de ésa idea original, a éstas líneas, es algo que aún en este momento, no entiendo, pero en fin empecemos.

Después de terminar la lectura del libro mencionado, me entretuve un tiempo reflexionando sobre las citas que elegí y el porque de la elección. La reflexión obviamente es complejo plasmarla en estas líneas, pero el porque de la elección es claro y conciso: En el momento de la lectura considere que esos puntos me podrían ayudar a ser un mejor jugador del juego de BDSM, lo llamo el juego de BDSM, con el mayor respeto posible para aquellos que lo ven como forma de vida. Pero dentro de las tribus que conformamos el BDSM existimos una gran variedad de participantes que lo vivimos, diría yo en diferentes niveles, y creo que para el grueso de los practicantes es un juego o una forma de sexualidad diferente, mas que una forma de vida.

Ahora bien, revisando esas citas que elegí, y salvo 2 o 3 que no encajan, mi interpretación de ellas, es que hacen hincapié, en tres aspectos fundamentales del juego BDSM (obviamente fundamentales desde mi punto de vista):

1) Limites: Cuya piedra angular es el tan traído y llevado concepto del CONCENSO, y en mi opinión, lo único que realmente diferencia el juego BDSM del abuso o el delito.

2) Control: Pero no refiriéndonos a la dirección del juego o al control como forma de dominación, sino al control que cada participante en el juego debe tener sobre si mismo, para que las cosas no acaben en una mala experiencia o siendo mas extremos en tragedia. Hace poco tiempo platicando con una persona, le aclaraba, no hay nada de malo en ser sádico o masoquista, hasta que no matas a alguien o dejas que te maten, un ejemplo muy burdo, pero que considero plasma muy bien, la importancia del control.

3) Observación y análisis: Punto medular, en las habilidades de un buen amo, creo firmemente, que la capacidad del dominante para leer e interpretar las reacciones de la sumisa, es el factor determinante, que marca la diferencia entre una sesión buena y una sesión sublime.

Obviamente en un grupo tan variopinto como el que conformamos la comunidad BDSM, podremos encontrar interpretaciones diferentes, a las mismas citas que seleccioné, lo cual estaría en función de los gustos, experiencia y nivel de juego de quien interpreta. Y en ese tenor estas 3 citas me agradan, las dos primeras por la libertad que otorgan y la tercera por el debido acotamiento que deben tener estos juegos.

“ en el SM no hay recetas que sirvan para todos, porque es un juego individualizado en el que cada uno aporta sus propias fantasías. “ (Página 33)


“ hay tantas variantes de sexualidad en general, y en el SM en particular, como individuos. Aquí no hay patrones ni modelos que valgan, porque cada persona es un volcán que estalla en cada orgasmo. “ (Página 50)


“ un acuerdo tácito: el dominante ordena y manda, el esclavo obedece y se somete, pero ninguno de los dos hace nada que resulte inaceptable para el otro. ” (Página 59)

Termino estas líneas con la transcripción de las citas que seleccione, incluyo el número de página por si alguien desea consultar el contexto sobre el cual esta dada la cita.

“ Después de tantos años de practicar el SM como ama profesional, he comprobado que en toda sesión hay un momento mágico en el que notas que el sumiso se rinde y se entrega por completo. Es un instante, un gesto, una mirada, un estremecimiento, sólo eso, pero el ama debe ser capaz de saber distinguir en ello que la persona que tiene enfrente se ha rendido ya por fin a su poder. Sientes que el esclavo se relaja y cesa la tensión que había mantenido hasta entonces, que caen todas las barreras y que lo que antes podía ser resistencia se convierte en una confianza sin paliativos hacia ti, que ya tienes vía libre para ejercer tu voluntad sobre él, sabiendo que cuanto le hagas será bien recibido, porque es justo lo que está esperando y por lo que ha venido a verte. Y una sensación embriagadora de poder te embarga. ” (Página 19)

“ Con el tiempo acabaría por darme cuenta de que la relación SM, incluso dentro del terreno profesional, puede llegar a ser no sólo tan profunda e íntima como en el del sexo convencional, sino mucho más, ” (Página 30)


“ Contra lo que puedan decir algunos indocumentados y falsos moralistas, en el SM, no prima el dolor, sino el placer, y aquél no puede superar a éste, si se quiere mantener la magia del momento. Es un juego que pretende hacer realidad en la medida de lo posible, que siempre es limitada, las fantasías sexuales de quienes lo practican, sus deseos irrealizados, No hay nada mas ajeno al sado que el sufrimiento. Hay quien necesita dolor, humillación y dependencia para excitarse sexualmente, es un hecho probado. Y en esa necesidad que se complementa con la contraria, la de dominar para poder consumar el placer, nace y se desarrolla lo que aquí estamos denominando SM. Pero ese castigo que el ama aplica al esclavo, o el amo a la esclava o cualquier combinación que queramos imaginar, sólo conduce al gozo de los sentidos de ambos contendientes, al éxtasis compartido, nunca al sufrimiento de ninguno de ellos. En la pasión de la entrega, el sumiso puede aguantar un castigo más fuerte porque se quiere probar a si mismo y porque sabe que su aguante satisface a la persona que le domina. El límite, no obstante, está siempre en el placer compartido, que nace del profundo entendimiento que se da entre los contendientes, de la corriente de comprensión y complicidad que va de uno a otro, de la perfecta fusión entre ambos. Es decir, como sucede con cualquier forma de sexo o, mas aún de amor. ” (Página 30)

“ La pasión, aun siendo muy grande, aun cuando tengamos derecho a cultivarla hasta hacerla tan completa como necesitemos y seamos capaces de realizar, nunca debe ofuscar la razón. En ese equilibrio entre una y otra, entre realidad y fantasía, entre raciocinio y pasión, está la esencia no sólo de mi actividad como ama profesional, que tampoco tendría tanta importancia, sino del juego SM en general. ” (Página 33)


“ Por eso es tan importante la compenetración del ama con su esclavo, y por eso es necesario que quien dirige la función que ha de ser siempre quien domina si queremos que el resultado sea verosímil y satisfactorio, sepa descubrir en quien se le entrega una reacción en un gesto, una emoción en un guiño o un deseo en una mirada. El SM es un permanente diálogo sin palabras entre ama y esclavo (o amo y esclava). A través de ese juego de acción y reacción se va concretando la historia conforme avanza el juego hasta alcanzar un final satisfactorio. ” (Página 35)

“ sólo en el conocimiento íntimo del otro se puede desarrollar este juego en toda su profundidad, haciéndolo satisfactorio para ambos y que, incluso en una relación profesional, no hablemos ya de la vida privada, el conocimiento es fundamental para entenderse. Por eso me gusta preguntar antes y después de una sesión. ” (Página 53)

“ En una sesión profesional, y en las que no lo son también, lo que el sumiso busca con su entrega es, no lo olvidemos, realizar su propio placer, que se puede administrar, retrasar o condicionar, pero que, en definitiva, o llega, o la sesión se saldará con un fracaso. ” (Página 59)

“ lo que yo entiendo que debe ser el juego sado: una relación que ha de basarse siempre en el consenso y, por lo tanto, en la igualdad total de los que participan en ella, dominantes o sumisos, quienes en total libertad deciden realizar juntos sus fantasías complementarias como forma de obtener placer mutuo. ” (Página 68)

“ En los remolinos del noviazgo perdí la virginidad, que nunca he podido entender por qué se considera una pérdida lo que es una ganancia ” (Página 92)

“ y empecé a sentir que se me entregaba totalmente. Esa sensación de abandono y aceptación es claramente perceptible por el amo o ama experimentado. Hay muchos signos que lo desvelan. A veces es como un suave ronroneo hecho de suspiros y leves quejidos, otras un relajamiento de todo el cuerpo, que suelta de repente toda la tensión acumulada, y algunas mas un susurro casi inaudible, que expresa con palabras medio dichas la entrega absoluta.” (Página 103)

“ Quizás uno de los peores males que el catolicismo y todas las religiones judeocristianas han aportado a la humanidad haya sido la invención del pecado, esa idea realmente perversa que ha condenado a la infelicidad a generaciones y generaciones a lo largo de siglos y siglos de historia de la humanidad. A partir de ese concepto pernicioso, se ha condenado el placer y exaltado la expiación de la culpa, se ha arrebatado al sexo toda posibilidad de gozo y se le ha relegado a ser mero ejercicio reproductor de forma que cualquier otra manera de entenderlo, cualquier heterodoxia, se vea abocada a consumirse en el atroz tormento mental del miedo a las llamas del infierno. ” (Página 110)


“ En una relación de pareja en la que ambos gustan de los juegos SM es imposible mantener permanentemente la tensión sexual y, además no es recomendable hacerlo, porque se perdería el disfrute que ofrecen muchos otros momentos de la vida cotidiana ajenos al sexo, en los que el secreto está en compartir vivencias y situaciones, que perderían parte de su encanto al estar empañados por el deseo y sus servidumbres. Hay por consiguiente que parar, olvidarse de los papeles de dominación y sumisión y dedicarse a vivir sin otras trabas que las que el entorno interponga entre uno y otro. ” (Página 119)

“ Todo lo que sé como Dómina lo he aprendido de mis esclavos, de escucharles, observales y compartir sus fantasías. Ellos me han ido dando las claves para actuar, ”

(Página 147)

“ Si el sumiso vislumbra las debilidades de la persona real que hay debajo del ama, se desilusionará, se sentirá estafado porque le será difícil identificar en ella la diosa todopoderosa que se ha forjado en su imaginación, y el deseo caerá a los suelos. Por eso, la confianza entre ama y sumiso –cuando no son pareja, porque entonces el mecanismo es bien diferente-- nunca debe ser excesiva. ” (Página 156)

“ La relación que yo mantenía entonces con un hombre, el dueño del gabinete en el que estaba, era cada vez más destructiva, pues me pedía sado las veinticuatro horas del día, quizá buscando la soñada historia de sumisión total, pero tan extremo que resultaba patético. Nada más llegar de trabajar ya estaba con lo mismo, y eso me desquiciaba mucho, porque él me iba arrastrando poco a poco en su propia locura, acercándome cada vez más a la obsesión. ” (Página 170)

“ he aprendido a valorar la imaginación, el morbo y la sutileza por encima del sota, caballo y rey (de las ataduras, los azotes y las pesas). En los ojos del esclavo no quiero ver temor, sino pasión y placer. Prefiero una tranquila y sugerente velada de adoración de pies, que siempre me ha entusiasmado, que una vulgar descarga de adrenalina. ” (Página 180)

“ Mas tarde, a través de mi trabajo con Dómina Zara y todo lo que hemos hablado en ese tiempo, lo he comprendido mejor. Ella me explicó que no se era menos por ser sumisa, que era igual de importante que mi Amo, porque, al fin y al cabo, esto es un pacto. “¿Qué haría un amo sin una esclava?”, me preguntó, y yo misma encontré la respuesta: nada, lo mismo que una esclava sin amo. El dominante lo que hace es llegar a un acuerdo con su esclava, no otra cosa, ya que el amo no se puede arriesgar a hacerle cosas al sumiso que a éste no le gusten, porque entonces puede plantarle y mandarle a tomar viento. ” (Página 210)

“ Entregarse era fácil cuando la persona que me dominaba me hacia sentir algo por ella, fuera morbo, respeto o simplemente interés de algún tipo, pero eso no sucedía muy a menudo, y acabé por someterme sólo por profesionalidad, porque habían pagado un cantidad de dinero y a cambio yo me había comprometido a hacer una serie de cosas a las que cada vez sacaba menos placer. Recuerdo ocasiones con algún amo de esos que ni eran capaces de controlar la situación ni me transmitían nada, en las que yo mientras les obedecía realizando algunas de las cosas absurdas y sin el menor morbo que me ordenaban, pensaba: - Pero ¿Qué hago yo aquí entregándome a éste, que ni me pone, ni me entiende ni sabe qué hacer conmigo?- ” (Página 215)


“ Poco a poco empecé a descubrir el inmenso placer de jugar con los esclavos y de alguna manera manipularles, dirigirles, conducirles a que hicieran lo que yo quisiera, y además, hacerles disfrutar con ello ” (Página 216)


“ A menudo sucede que el hombre que paga para disfrutar un rato con una esclava profesional no tiene por qué ser estrictamente un amo en el sentido que aquí le venimos dando al término. Puede que esa situación de dominio le atraiga por la novedad de sentirse poderoso, o por equilibrar la frustración en otros aspectos de su vida, por simple curiosidad morbosa o por variar el menú erótico. En el peor de los casos, bien puede tratarse de un vulgar machista irredento que se siente aún más macho vejando y pegando a las mujeres. ” (Página 219)

“ Con él aprendí que provocar el orgasmo del esclavo a su capricho es quizá la forma suprema que tiene el amo de dominarle. ” (Página 222)

“ ser ama consiste, precisamente, en eso en hacer lo que le dé la gana, lo que más placer le provoque, o lo que realmente le divierta, sin pensar si está de acuerdo con los cánones, establecidos, que no se sabe quién los estableció ni por qué, pero que a veces constriñen mas que liberan. ” (Página 224)


“ Ser dominante conlleva una gran responsabilidad, y el ama que no lo sabe mal ama será, sea en el terreno privado o en el profesional. La parte bonita para quien domina la situación está en que ella es la responsable de imaginar lo que sucede en la sesión, de no dejar que decaiga la actividad, de mantener un ritmo constante, de crear acciones creíbles y morbosas, pero también hay que realizar un gran esfuerzo de racionalización para que las cosas no se salgan de madre, para que nada vaya más allá de donde debe quedar. Y para eso hay que tener la cabeza muy fría, incluso en medio de la mayor excitación del esclavo y propia. ” (Página 226)

“ Me gusta que las relaciones con mis esclavos sean un proceso de conquista, jugar con ellos lentamente hasta que noto que se me han entregado por completo, porque es entonces cuando sé que domino la situación, y al notarlo me excito yo y se excita él. También me gusta darles ordenes, pero, eso sí, dentro de esa forma de dominar tan mía. El dolor excesivo no me pone, me gusta mas provocarles, ir calentándoles poco a poco, notar cómo se descontrolan y se entregan, excitarles hasta el punto de ver cómo se ponen a mis pies, dispuestos a qué haga con ellos lo que me plazca. ” (Página 227)

“ El lado más oscuro del sexo esta iluminado por un rayo de pasión, y su luz es tan intensa que puede dejarnos ciegos. En esos momentos es necesario conservar intactos los mecanismos de la razón. Debemos saber que la frontera está señalada por la marca roja de la felicidad del otro, que los límites los establece el placer y no el dolor, el goce mutuo y no el sufrimiento de nadie, la seguridad propia y la de los demás. Teniendo eso en cuenta, todo está permitido. ” (Página 239)

“ ¿Cuáles son esos valores? El consentimiento mutuo y el respeto a los gustos del otro, por muy extraños que a uno le puedan resultar. Aquí no se desprecia ni se insulta, aquí no se viola ni se agrede ni se rapta. Los mecanismos de acoso sexual en una oficina suelen ser “mas perversos” que el establecimiento de límites en una sesión de sado. ” (Página 251)
“ Han pasado más de veinte años de mi vida y por ellos cientos de esclavos, que en cada sesión me regalaron un trocito de si mismos en forma de sueños y fantasías que yo les ayudaba a realizar. De cada una de ellas me he alimentado con avidez, aprendiendo a moverme perfectamente por ese mundo de sombras y fantasmas, a conocer sus claves, sus ritmos, sus métodos. ” (Página 273)

 
Design by Calabozo MX