26 abr. 2011

Reseña de la reunión quincenal, Tema: Manejo y uso del Flogger

Pasadas las 6 de la tarde dio inicio la plática por parte de Marqués de Sade, quien mientras daba una explicación de los diferentes materiales con que se pueden realizar los floggers (piel, carnaza, cuerda, plástico, latex, cadenas, cuero crudo, cuarta de caballo, metal, foamy, agujetas, pelucas) paso por manos de todos los asistentes sus floggers al mismo tiempo que la lluvia nos hacía compañía, sin dejar a un lado la increíble granizada que dejó a varios de los miembros de la comunidad en sus autos por más de una hora. Se explicó que para comprender el manejo del flogger se debían imaginar que era una extensión de su brazo en forma de flagelo o como tentáculo, la forma de manejarlo se detalló que va desde la precisión de la distancia como del correcto uso de la velocidad, teniendo como tipos de azotes los de bajada o subida, los de abanico hacia arriba y/o abajo, los cruzados haciendo forma de X, explicando que la parte del flogger con la que generalmente se debe dar contacto es con las puntas para tener un control total de las sensaciones que se pretenden lograr en el/la sumis@. Se detalló que la forma en la cual no se debe azotar es usando todo el cuerpo ya que se pierde la dimensión de la fuerza empleada en el azote y muy probablemente no demos en el lugar exacto que querramos, la forma correcta es mediante el juego de muñeca controlando la velocidad.


Posteriormente Marqués de Sade tomó a jade{MK_Sade} para mostrar en su cuerpo los errores más frecuentes en el manejo de flogger y la manera de evitarlos, como lo son el que las colas se enreden entre sí, no medir la distancia, azotar en cuello, nuca, riñones, no percatarse que las puntas del flogger colean de más en piernas, tronco, cadera, brazos, sexo, periné.

Ya avanzada la noche pidió de favor a una sumisa que tomara lugar para proceder a una demostración del manejo de flogger por parte de Marqués de Sade quien marcó en su cuerpo las zonas prohibidas para azotar (combinando el uso de sus propios floggers con los de la sumisa). Una vez lo anterior se continuó a invitar a los asistentes que participaran y azotaran a la sumisa, quien humildemente nos ayudaba a calificar a quienes le azotaban (vaya sorpresa nos dio a todos que su nivel de masoquismo resultó exquisito).

Agradeciendo la participación de los asistentes y permitirnos en algunos casos haberles podido ayudar en su primer acercamiento real en el manejo del flogger, y con amistades ya de tiempo atrás el permitirnos conocer sus experiencias, se dio por finalizada la reunión quincenal aventurándonos a cenar los tradicionales tacos.


 
Design by Calabozo MX