6 feb. 2012

Relato El Primer castigo

Son las 9.00 hrs. mi cita 1 de la tarde, preparación para corre a su encuentro transito a brumador no llego ufff, retraso 10 min. por fin lo ve mi corazón galopa rápido mi piernas corren abrazarlo, el serio, una sonrisa le ve, me roza lo labios y tiemblo de emoción por verlo tenerlo que me estreche en sus brazos que abarque mi cuerpo, mágica sensación mi cuerpo responde al dulce encuentro mi intimidad se humedece y mi piel se sonroja.


Camino a la habitación reposo mi cabeza en tu pecho te miro de reojo tu sonríes tu olor enciende aun mas mi cuerpo un beso sutil a la entra del cuarto, tomo un respiro detalles de ultimo momento te sientas en la cama yo recargada en el tocado retirando los artes y reloj, me ordenas de Rodillas, yo salto a tu encuentro postrada ante ti mi cabeza baja mis piernas abiertas, tomas mi rostro plas, la primera bofetada, plas la segunda, así la siguiente hasta completar 10 mis ojos suplican tus labio se abren, no me vuelvas hacerte esperar las perras siempre esperan al amo, son tus primeras freces, yo agradezco el castigo bien merecido desde luego, veo sus ojos tiernos, besas mis mejillas, agradezco tu aliento besas mi labios que son tuyos como mi cuerpo.pero se que el castigo aun no termina varias faltas e cometido.me colocas el collar de entrenamiento. mágico momento recorres mi espalda con tus dedos, que bella sensación


Mi primer paseo, recorremos juntos la habitación, mi corazón regocijado que bello sueño alcanzado.de pie, desnúdate poco poco seduce me con tu cuerpo. es la orden siguiente feliz de complacerte me desvivo por mostrar mi cuerpo que te pertenece por entero. que bello sentir como tu mirada recorre este cuerpo que es tuyo.Respiración agitada, de espaldas no veo tus movimientos siento tu presencia percibo el fino aroma de tu cuerpo el cual me electriza la piel solo de recordarlo siento tu mano en mi espalda tu aliento que recorre mi cuerpo me dice eres mía solo a mi perteneces, feliz de ser lo feliz de que toques mi cuerpo, en cuatro mi perra, frente al suelo, mi cuerpo se extremes, nalgas al aire siento tu mano como se impacta en ellas el dolor es mínimo comparado con la calidez de tu mano, las nalgadas se suceden una a otra la carne ardiente, clama por algo frío que apaga el calor de ellas, des lisas tu mano suavemente, recupero las fuerza para lo que bien siento tu caricia como un bálsamo frió ante mi piel ardiente.te tomas un momento respiro lento tratando de recordar mis fallas y errores cometidos por los cuales hoy recibo este castigo.


Te escucho detrás de mi, la piel dolorida pero mi alma agradecida descargas el primer fuetazo ufff, me muerdo un labio, descargas el siguiente no muevo ni un músculo trato de desviar mi mente no cuento la cantidad de ellos solo se que la piel ardía y necesita el bálsamo de tu mano. aguante el castigo sin lanzar un grito tu mano benévola acaricia las nalgas y feliz me encuentro por haber aprendió hoy un poco mas de tu mano sabia. Amo gracias por esta gran enseñanza..escucho tu voz decir que bien te haz portado tomas mi rostro besas mis labios y todo el dolor desaparece como magia en tus besos.

Morgana MG
Share:

Blog Archive