11 oct. 2012

Reseña del Primer Taller del mes del Bondage


Disciplina y puntualidad fueron las bases para poder acceder al primer taller del mes, la temática fue bondage y se dio el modulo I. Antes de las 5pm ya se encontraban varios asistentes en la espera del comienzo del mismo, la asistencia fue numerosa, grata y enriquecedora. En esta ocasión el taller lo llevo a cabo Takumi Shibari, un gran conocedor de este arte.

La B en el BDSM.  Bondage, este acrónimo fue el conjunto del esfuerzo de muchos activistas de ese tiempo (1991) que buscaban como nombrar a este estilo de vida que hoy disfrutamos; regularmente bondage se traduce como amarrar sin embargo esta denominación es errónea. Se acuño el bondage porque su significado es: esclavitud, cautiverio, restricciones…esto señala mas al estado de ser un esclavo y servir con el cautiverio a otra persona.

El bondage viene de Japón, como este país tiene pocos recursos metalúrgicos pero es alto productor de caña  y fibra utilizaban las cuerdas como recurso para apresar a sus cautivos; en el caso de las  clases Samurai existían 17 técnicas que se les enseñaban, una de estas es el Hojojutsu que era un conjunto de técnicas utilizadas para capturar a los adversarios, sus  fundamentos básicos eran: no permitir que el prisionero escapara, no causar daños físicos ni psicológicos y que el resultado fuera estético.

Existen algunos mitos sobre las técnicas que utilizaban, como que cuando mientras una persona ataba al prisionero, cuatro de ellos los cubrían para que no vieran este proceso; en el paso de una frontera a otra el prisionero era desatado por un clan y atado por el clan de otra frontera.

En ocasiones se utilizaban cuerdas blancas para crímenes poco graves mientras que las azules indicaban una gravedad alta, las moradas eran para personas de clase alta y las negras de clase baja. Todos estos eran códigos que manejaban las distintas escuelas.

El parte aguas que da paso de una técnica marcial a una parte estética y erótica es  Itoh Seiyu, quien es el padre del kinbaku, él lo utilizo para estimular zonas erógenas y gracias a la segunda guerra mundial, esta técnica llega al occidente.

El termino shibari comenzó a utilizarse con el uso de la tecnología (1980), pero se utilizo de manera incorrecta ya que esta palabra realmente significa marrar una caja, una bolsa… el termino adecuado es kinbaku (atar fuertemente).

El estilo japonés y el occidental tienen algunas variantes, entre algunos estilos de índole japonés tenemos el rope bondage (hacer bondage con cuerdas, neobari (está enfocado a lo contemporáneo con lo tradicional) y kibari (es un estilo fashion); mientras que el bondage se acuñe a realizar una restricción corporal con cualquier tipo de material…ropa, esposas, muñequeras.

Lo que diferencia a ambos estilos es que el shibari tiende más a mostrar el cuerpo, a jugar con él a lucirlo, a humillar; mientras que el bondage occidental lo que pretende es simplemente inmovilizar, tiende a ser muy minimalista, mientras que el shibari busca el arte, la introspección, la vergüenza y por lo regular las dorei tienen los ojos cerrados.

La seguridad en el bondage debe ser algo importante y no tiene q ver con que no pase una cuerda sobre un punto, tiene que ver con la presión que ejerce la cuerda en ese punto.  No es recomendable amarrar en articulaciones puesto que las terminaciones nerviosas están más expuestas; se debe tener cuidado si se moja o humedece la cuerda debido a que se tensiona mas y siempre se debe contar con unas tijeras de seguridad por si es necesario cortar la cuerda.

El equipamiento necesario es –obvio- cuerdas y de manera indispensable tijeras de seguridad, en cuanto a las cuerdas lo tradicional japonés es el yute, que aquí en México no se consigue porque no somos un productor de este material, lo que si hay son las cuerdas de algodón o nylon, hay que tener en cuenta la taza de quemadura y se recomienda utilizar un grosor de entre 6-8 mm y de un largo de 7 a 9 metros, entre más gruesa es la cuerda los nudos terminan siendo más burdos y perdería algo de estética.

La relación que se hace entre la persona que ata y quien es atado es una relación de energía y cercanía, ambos junto con la cuerda forman un triangulo que solo quienes lo experimentan pueden recordar o expresar lo que han sentido en este proceso, por lo general la persona atada puede sentir una felicidad o una tristeza inmensas, desesperación o pánico debido a que no se está acostumbrado a estar tanto tiempo quieto y en una misma posición, entrar al subspace o hasta quedarse dormido.  

Lo que experimenta cada uno en esta práctica es diferente, tiene que ver con el estado de ánimo de ambos, el lugar, las cuerdas, los sonidos alrededor e incluso el sentimiento que se tengan entre los participantes, pero sin duda, si han decidido hacerlo es porque tienen el gusto por este arte y una confianza plena uno del otro.

Como el objetivo de esta serie de talleres es que aprendamos a realizar shibari, se nos mostro como se hace un nudo básico llamado Boola boola tanto en columna simple y como en dos columnas, varios de los asistentes lograron la realización de este nudo y es un requisito saber realizarlo puesto que será la base para los siguientes talleres que se darán a lo largo de este mes.

Otro de los estilos que se vio en el taller fue el bondage occidental con otros materiales, se nos mostro las clásicas muñequeras con cadena,  armbinder,  slepsack y una camisa de fuerza con un juego de cinturones de straps  nylon de seguridad, todos ellos creados por Bordon, quien tiene pleno conocimiento ellos. 

Fue mucha información, una tarde llena de aprendizajes, conocimientos y unos deseos así como entusiasmo de seguir aprendiendo este bello arte, sin duda alguno el resto de los talleres será igual o más enriquecedores!!!

En la espera del modulo dos… “todo comienza en el suelo”!!!!!!!! 

Por Stefy Atzuko

 
Design by Calabozo MX